INDIA 
Itinerarios Lugares Información Hoteles Auroville Sai Baba
 

UDAIPUR
mapudaip.gif (814 bytes)
 

El Lake Palace. Uno de los hoteles más románticos y lujosos de la India.

Población: 300.000. Posiblemente en el Rajasthan no exista ninguna ciudad tan romántica como Udaipur, aun cuando el Estado está repleto de fortalezas en las alturas de los riscos, palacios exóticos que parecen sacados de un cuento de hadas y fascinantes leyendas de la caballería y el heroísmo medievales. A los pintores impresionistas franceses, y ya no digamos los hermanos Grimm, les habría encantado este lugar, y no es en vano que Udaipur fue bautizada como la «Venecia de Oriente».

Jaisalmer es, sin duda alguna, el «Beau Geste» del desierto; Udaipur es el Versailles. Fundada en 1567 por el maharaja Udai Singh a continuación del saqueo definitivo de Chittorgarh a manos del empleador mogol Akbar, Udaipur, por su amor Rajput por lo extraño y su sofisticada elegancia, es equiparable a cualquiera de las célebres creaciones de los mogoles. El Palacio del Lago es, sin duda, el mejor y último ejemplo de este movimiento cultural, pero Udaipur está llena de palacios, templos y havelis que oscilan de la modestia a la extravagancia.

El orgullo de la ciudad es su legado como centro de las artes escénicas, la pintura y la artesanía. Y, puesto que el agua es relativamente abundante en esta parte del Estado (aunque periódicamente se registran sequías), abundan los parques y jardines, en especial a la orilla del lago. Hasta tiempos recientes, los sectores más altos y deshabitados de la ciudad estaban cubiertos de bosque pero, al igual que en el resto de la India, la mayor parte del mismo ha sido convertido en leña. Existe, sin embargo, un movimiento encaminado a combatir este proceso de deforestación. En el pasado Udaipur estaba circundada por murallas, si bien todavía subsisten las puertas y parte de los muros en las estribaciones más altas del risco. Es una pena que el destino se haya ensañado de este modo con un lugar histórico como éste, pero la esencia aún permanece. Al igual que todas las urbes indias, el complejo urbano e industrial de Udaipur se extiende más allá de los límites originales de la ciudad, y la contaminación es un problema preocupante. Ésta será la primera impresión que tendrá de Udaipur si llega a la estación de ferrocarril o a la parada de autobuses. Ignórela y diríjase hacia la ciudad antigua, allí le aguarda un mundo distinto.
Lago Pichola
El hermoso lago Pichola fue ampliado por el maharana Udai Singh una vez que hubo fundado la ciudad. Hizo construir un dique, conocido como Badi Pol, y el lago tiene ahora 4 km de longitud y 3 km de anchura. No obstante, el nivel de agua es bastante bajo, y puede llegar a secarse durante las épocas de extrema seguía. Entonces resulta posible ir andando desde la orilla hasta los palacios de las islas. Por suerte, esto no ocurre con demasiada frecuencia.

El Palacio de la Ciudad ocupa una superficie considerable en la orilla oriental del lago. Al Sur del palacio, un agradable jardín desciende hasta el agua. Al Norte del palacio, se puede pasear junto al lago, donde se encuentran lugares para bañarse y dhobi ghats. En el lago afloran dos islas: Jagniwas y Jagmandir. Es posible tomar una de las barcas que efectúan un paseo de una hora por el lago en el embarcadero del Palacio de la Ciudad, en cualquier momento durante las horas diurnas.
Islas
Islas Jagniwas, la isla del Lake Palace Hotel, tiene una superficie de 1,5 hectáreas. El palacio fue edificado por el maharana Jagat Singh II en 1754 y ocupa toda la isla. En la actualidad es un hotel de lujo con patios, fuentes, jardines y piscina. Es un lugar delicioso y, aun cuando sólo pueda soñar con hospedarse aquí, merece la pena la travesía para echarle un vistazo. Hay un servicio de barcazas que van a la isla desde el embarcadero del Palacio de la Ciudad, pero no admiten visitantes accidentales a menos que tengan previsto comer en el hotel. La forma más sencilla de hacerlo consiste en cenar una noche en el bufet sueco. El precio es de 150 Rs. por persona (se cobran en el embarcadero), e incluye el desplazamiento de ida y vuelta en barca. El otro palacio isleño, Jagmandir, podría convertirse también en un hotel. Su construcción fue iniciada por el maharana Karan Singh, pero debe su nombre al maharana Jagat Singh (1628-1652), que realizó algunas reformas en él. Se dice que el emperador mogol Shah Jahan tomó algunas de sus ideas para el Taj Mahal tras su estancia aquí en 1623-24 mientras dirigía una revuelta contra su padre, Jehangir. La vista sobre el lago desde la punta Sur, con la ciudad y su suntuoso palacio elevándose detrás de los palacios de las islas, es un paisaje de rara belleza. Un par de los hoteles económicos tienen panorámicas fabulosas del lago.
Palacio de la Ciudad y Museo
El monumental Palacio de la Ciudad, erguido sobre el lago, es el mayor complejo palaciego del Rajasthan. Se trata de un conglomerado de edificios levantados por diversos maharanas y, sin embargo, el palacio retiene una sorprendente uniformidad de diseño. La construcción fue  iniciada por el maharana Udai Singh, el fundador de la ciudad. El palacio está coronado por balcones, torres y cúpulas, y tiene vistas sobre el lago y el núcleo urbano desde las terrazas superiores. El acceso al palacio se efectúa por el  sector Norte, a través de la Bari Pol, del 1600, y la triple Puerta Tripolia, del 1725,  con sus ocho arcos esculpidos en mármol. Fué, en otro tiempo, una aduana donde los maharanas se pesaban bajo la puerta, y su peso en oro o plata se distribuía entre el populacho.

El sector principal del palacio acoge ahora un museo que contiene una nutrida y variada, aunque un tanto estropeada, colección de piezas. El museo incluye el Mor Chowk, con sus hermosos mosaicos de pavos reales, el pájaro predilecto de los rajastaníes. EI Manak («rubí») Mahal exhibe figuras de cristal y porcelana, mientras que el Krishna Vilas posee una notable colección de miniaturas. En el Bari Mahal hay un jardín central muy solemne. En el Zanana Mahal pueden admirarse más pinturas. El Moti Mahal expone bonitos trabajos con espejos, y el Chini Mahal está recubierto de azulejos ornamentales. Entre otras piezas de exposición figuran los Rolls Royce de los príncipes.
Entre al Museo del Palacio de la Ciudad por la Ganesh Deori, que lleva al Rai Angam, o «Patio Real». El museo abre de 9.30 a 16.30 horas. También hay un museo del Gobierno dentro del complejo palaciego, Entre sus curiosidades figuran un canguro disecado y dos ciervos siameses. El otro sector del palacio da al lago y, lo mismo que el Palacio del Lago, ha sido convertido en un hotel de lujo llamado Shiv Vilas Palace Hotel. La piscina de este establecimiento admite la entrada a los no residentes.
Templo Jagdish
Sólo 150 mt. al Norte del acceso al Palacio de la Ciudad, este bello templo indo-ario fue erigido por el maharana Jagat Singh en 1651 y contiene una imagen en piedra negra de Vishnu en calidad de Jagannath, Señor del Universo. Una imagen en cobre del Garuda se encuentra en el interior de un santuario enfrente del templo, y la escalera que lleva hasta éste aparece flanqueada por elefantes.
Lago Fateh Sagar
Lago Fateh Sagar Al Norte del lago Pichola, este lago está delimitado por una serie de colinas y parques. Fué construido originariamente en 1678 por el maharana Jai Singh pero, una vez que los aguaceros destruyeron la presa, fue reconstruido por el maharana Fateh Singh. Un agradable camino bordea la orilla Este. En el centro del lago está el Parque Nehru, una frecuentada isla con jardines y un café en forma de barca, aunque informes recientes señalan que está cerrado. Se puede llegar allí en barca desde el pie de la colina Moti Magri.
Pralap Samak
En la cima de Moti Magri, o «Colina de la Perla», asomada al lago Fateh Sagar, hay una estatua que representa el héroe rajput maharana Pratap, quien reiteradamente desafió a los mogoles. El camino hasta la cima atraviesa elegantes jardines, incluido un jardín japonés de roca. El parque está abierto de 9.00 a 18.00 hs.
Museo Bhahiya Lok Kala
La interesante colección que exhibe este pequeño museo y fundación para la preservación de las artes populares incluye vestidos, muñecas, máscaras, instrumentos musicales, pinturas y – la mayor atracción del museo – marionetas. Abre todos los días de 9.00 a 18.00 horas. Las funciones regulares de marionetas que tienen lugar en el teatro del museo se anuncian en muchos de los hoteles. Suelen celebrarse entre las 18.00 y las 19.00. Fíjese en los carteles o llame al 24 296 para más detalles.
Danza y Música Populares del Rajasthan
Hay actuaciones regulares los martes, jueves y sábados de 19.30 a 20.30 horas en el Teatro Meera Rangshala (telf. 23 976), Sector 11, Hiran Magari, Udaipur. No sólo presenciará una amplia variedad de danzas tribales, sino también algunas actuaciones más espectaculares tales como mantener varios recipientes en equilibrio sobre la cabeza mientras se baila sobre vidrios rotos o sables desenvainados. Un auto - rickshaw al auditorio desde la zona del Palacio de la Ciudad sale por 10 Rs. (compartidas por un máximo de tres personas).
Saheliyon ki Bari
El Saheliyon ki Bari, o «Jardín de las Damas de Honor», se halla al Norte de la ciudad. Este pequeño jardín ornamental, con sus fuentes, quioscos, elefantes de mármol y un delicioso estanque cubierto de lotos, está abierto de 9.00 a 18.00 horas. La entrada vale 1 Rs. Hay un suplemento de 2 Rs, por el funcionamiento de las fuentes, y la tarifa por una cámara de tres personas).
Museo Ahar
Al Este de Udaipur se hallan los restos de una antigua ciudad. Aquí tendrá ocasión de visitar un pequeño museo y los cenotafios de los maharanas de Mewar.
Otros puntos de Interés
Patel o Sukhadia Circle se halla en el sector Norte de la ciudad. La enorme fuente que hay en el centro está iluminada por la noche. Los Jardines Sajjan Niwas tienen un césped muy tentador, un zoo y un trencito infantil (si funciona). Al lado se encuentra el Jardín de la Rosa, o Gulab Bagh. No confunda el Parque Nehru, enfrente de Bapu Bazaar, con el parque del mismo nombre que ocupa una isla en el lago Fateh Sagar. El parque municipal presenta algunos curiosos trabajos de jardinería, una gigantesca tetera de cemento y toboganes para los niños en forma de elefante y camello. En la lejana sierra, visible desde la ciudad, se divisa el blanco y reluciente Palacio Monzónico del antiguo maharajá de Udaipur. Deshabitado en la actualidad, las vistas desde la cima son incomparables. El trayecto de ida y vuelta dura unas tres horas.
 
(5411)4374-2323/ Bs.  AS.  - Argentina / info@travelog.com.ar
inicio | contacto | india | nepal | maldivias | china | tibet | camboya
malasia | laos | myanmar | thailandia | vietnam | bhután
Travelog ® 2004 • EVT Leg 3513